Crepes de café con nueces de macadamia: una deliciosa combinación para tus desayunos

crepes de café y nueces de macadamia

Las crepes de café y nueces de macadamia son una delicia para los amantes del café y los postres. Esta receta combina la suavidad de las crepes con el intenso sabor a café y el crujiente de las nueces de macadamia. Ideal para disfrutar en el desayuno, como postre o en una merienda especial.

Ingredientes:

  • 1 taza de harina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 taza de leche
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de café instantáneo
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 1/2 taza de nueces de macadamia picadas
  • Sirope de chocolate para decorar (opcional)

Preparación:

1. En un bol, mezcla la harina y el azúcar.

2. En otro recipiente aparte, disuelve el café instantáneo en la leche caliente.

3. Agrega la leche con café a la mezcla de harina y azúcar, y bate hasta obtener una masa homogénea.

4. Añade los huevos y la mantequilla derretida, y sigue batiendo hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

5. Deja reposar la masa durante 30 minutos a temperatura ambiente.

6. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto.

7. Vierte un cucharón de masa en la sartén caliente y extiéndelo en forma circular para formar la crepe.

8. Cocina la crepe durante aproximadamente 2 minutos por cada lado, o hasta que esté dorada.

9. Repite el proceso con el resto de la masa hasta obtener todas las crepes.

10. Sirve las crepes de café y nueces de macadamia calientes, espolvoreadas con las nueces picadas y, opcionalmente, decora con sirope de chocolate.

Consejos:

Si prefieres un sabor de café más intenso, puedes agregar una cucharadita extra de café instantáneo a la masa de las crepes.

Las nueces de macadamia pueden ser reemplazadas por otro tipo de nueces o incluso por almendras, según tus preferencias.

Si te gusta el contraste de sabores, puedes servir estas crepes acompañadas de helado de vainilla o crema batida.

Conclusion:

Las crepes de café y nueces de macadamia son una opción deliciosa y fácil de preparar para disfrutar de un desayuno o postre especial. El sabor a café se combina a la perfección con el dulzor de las crepes y el crujiente de las nueces. Anímate a sorprender a tus seres queridos con esta receta y seguro que se convertirá en uno de sus favoritos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *