Delicioso flan de café: una receta que te sorprenderá

flan de café

El flan de café es un postre deliciosamente cremoso y aromático que combina perfectamente el dulce sabor del azúcar con el intenso sabor del café. Esta receta es ideal para aquellos amantes del café que desean probar algo diferente y sorprender a sus invitados con un postre único y delicioso.

Ingredientes para el flan de café

  • 1 taza de café espresso fuerte
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/2 taza de azúcar

Preparación del flan de café

Para comenzar, precalienta el horno a 180°C. En una olla pequeña, coloca el azúcar y caliéntala a fuego medio-bajo hasta que se derrita y obtengas un caramelo dorado. Vierte este caramelo en el fondo de un molde para flan y asegúrate de que cubra completamente el fondo.

A continuación, en un tazón grande, mezcla el café espresso, la leche condensada, la leche evaporada, los huevos y la esencia de vainilla. Bate hasta obtener una mezcla homogénea y viértela en el molde sobre el caramelo.

Cubre el molde con papel de aluminio y colócalo dentro de una bandeja para horno más grande. Llena la bandeja con agua caliente hasta alcanzar la mitad de la altura del molde para baño María. Esto ayudará a que el flan se cueza de manera uniforme y sin secarse.

Luego, coloca el conjunto en el horno precalentado y hornea durante aproximadamente 1 hora o hasta que el flan esté firme en el centro. Para comprobar si está listo, inserta un palillo en el centro del flan y si sale limpio, estará cocido.

Una vez que el flan esté listo, retíralo del horno y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Luego, refrigéralo durante al menos 4 horas o hasta que esté completamente frío. Esto permitirá que el flan adquiera una textura cremosa y firme.

Servir el flan de café

Para servir el flan de café, primero desmolda el flan pasando un cuchillo por los bordes del molde y colocando un plato boca abajo encima. Dale la vuelta rápidamente y el flan debería desprenderse del molde con el caramelo hacia abajo.

Decora el flan con un poco de café molido por encima o añade una bola de helado de vainilla para crear un contraste de sabores. El flan de café se sirve mejor frío, así que asegúrate de haberlo mantenido en el refrigerador el tiempo suficiente antes de servirlo.

Conclusión

El flan de café es una opción deliciosa y sofisticada para aquellos que disfrutan de la combinación de café y postres. Esta receta es fácil de preparar y seguramente impresionará a tus invitados con su sabor y textura cremosa. Anímate a probar esta variante del clásico flan y disfruta de un postre único y delicioso.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *